tipos-de-ladrillo

Tipos de ladrillo según su utilización

tipos-de-ladrillo

Tipos de ladrillo según su utilización

El ladrillo es el más básico de todos los materiales de construcción, además del más representativo. Está hecho de arcilla y su tamaño permite que sea fácilmente manejado por los operarios de construcción.

Para explicar las diferentes partes del ladrillo, podríamos suponer que estamos sosteniendo una caja rectangular. Si lo situamos de frente a nosotros, la  tapa sería la tabla, y dibuja el rectángulo más grande del mismo. Justo debajo estaría el canto, un rectángulo alargado más pequeño que el anterior, mientras que a ambos lados estarían las testas, el rectángulo de menor tamaño. Las aristas que separan a cada una de esas partes son, en orden de tamaño, la soga, el grueso y el tizón.

En función de cómo varíen cada una de sus partes, los ladrillos se pueden clasificar de una u otra forma.

Tipos de ladrillo y utilización

-Adobe de tierra. Su aspecto nos recuerda a las viejas construcciones de la antigüedad y, en efecto, fue hace miles de años cuando comenzó a utilizarse. Hoy en día ha dejado paso a modelos más avanzados en la mayoría de los casos, pero sigue siendo el elegido cuando se trata de aislar térmicamente un edificio, sobre todo en construcciones rústicas.

-Ladrillo cocido de tierra o archilla. A simple vista, parece justamente una evolución del anterior. De hecho, sigue sin tener perforaciones, y el aspecto tosco de su tabla se asocia también a construcciones rústicas. Su tamaño varía según el país donde se esté utilizando, y cada uno tiene sus propias normas.

-Ladrillo macizo. Es fruto de un trabajo de creación más fino, que termina con un ladrillo más prensado. De él se deriva el ladrillo macizo con cazoleta, que cuenta con un rebaje en la tabla, como si se tratase de un plato. Es útil para alojar la mezcla de cemento, y se usa sobre todo en la construcción de tabiques.

-Ladrillo perforado. Las perforaciones tienen como objetivo permitir que la mezcla penetre en él para realizar una construcción resistente, por lo que se utiliza en tabiques para hacerlos más fuertes.

-Ladrillo hueco. También tiene perforaciones pero, a diferencia del anterior, éstas están en la testa y no en la tabla. También se usa en tabiques, pero si éstos no tiene que sostener mucha carga.

Otros tipos de ladrillos son el refrectario, el gresificado o el cara vista.

Novamat Servicios para la Construcción

Tipos de ladrillo según su utilización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *